viernes, 16 de noviembre de 2018

Día Internacional para la Tolerancia



El Día Internacional para la Tolerancia se celebra todos los años el 16 de noviembre. Es una ocasión para educar en la tolerancia, así como para reflexionar y analizar los problemas de intolerancia locales y mundiales. 

La tolerancia es un componente fundamental del respeto de los derechos humanos y para el logro de la paz. En su forma más simple y básica, la tolerancia consiste en reconocer a los demás el derecho a que se respete su persona e identidad.

La tolerancia no es un fin, sino un medio. Es la calidad esencial mínima de las relaciones sociales que permite descartar la violencia. Sin tolerancia, la paz no es posible. Con tolerancia, es posible hacer realidad numerosas posibilidades humanas y sociales, y en particular la evolución de una cultura de paz.

La UNESCO propuso Diez Ideas para la Celebración del Día Internacional de la Tolerancia:


1.- Diversidad en la comunidad
2.- Derechos humanos
3.- Programa individual de tolerancia
4.- No a la violencia
5.- Diversidad ecológica y diversidad humana
6.- Tolerancia religiosa
7.- Actualidades
8.- Deportes y tolerancia
9.- Creatividad en el trabajo
10.- Vínculos internacionales




Les recomendamos unos libros infantiles/juveniles que trabajan una temática con referencia a valores tan importantes como la TOLERANCIA, la solidaridad, el compañerismo y el respeto a los demás, entre otros.

Haciendo 'click' sobre las imágenes podrán leer el primer capítulo de cada cuento.




http://www.dylarediciones.com/uploads/libros/416/docs/06%20LIBRO%20Paula%20Mexico%20WEB-1-16.pdfhttp://www.dylarediciones.com/uploads/libros/415/docs/07-LAPIZMAGICO-LIBRO.pdf

jueves, 8 de noviembre de 2018

ALTERACIONES DE LA ESCRITURA: ESTRATEGIAS PARA ALUMNOS CON DISLEXIA




La dislexia es un trastorno de origen neurobiológico crónico, caracterizado por dificultades significativas en la lectura y la escritura. Los niños que padecen esta alteración tienen necesidades específicas para que el proceso de enseñanza aprendizaje sea efectivo; por ejemplo, necesitan visualizar las palabras para poder darles un significado, pues les resulta muy difícil copiar y redactar.


Es importante dar a conocer el trastorno a los compañeros, para que el resto de compañeros no tome las adaptaciones del alumno con dislexia como un privilegio, en lugar de una necesidad educativa especial. También se puede trabajar con toda la clase, por ejemplo, haciendo un trabajo de investigación sobre el tema. Además, ponerles ejemplos de famosos con este trastorno puede ayudarles a que sigan trabajando y se esfuercen.


Diversas asociaciones enfocadas a tratar la dislexia, nos proponen una serie de adaptaciones básicas para ayudar a los alumnos con dislexia en su aprendizaje:


  • Permitir el uso de la computadora y programas informáticos específicos, tales como lectores, correctores, traductores, etc.
  • Respetar la decisión del alumno a la hora de la lectura en voz alta.
  • Asegurarnos de que el alumno comprendió las instrucciones antes de empezar los trabajos, tareas, pruebas o exámenes.
  • Ofrecerles más tiempo para realizar los trabajos, tareas, pruebas o exámenes, o bien reducir el número.
  • Adaptar los libros de lectura al nivel lector del alumno.
  • Evitar la corrección en rojo, así como la corrección sistemática de todas las faltas de ortografía.
  • Evaluar los trabajos, tareas, pruebas o exámenes en función del contenido, sin que las faltas de ortografía influyan en la evaluación de los mismos.

Hay que tener presente que estas adaptaciones deberán ampliarse en función de cada caso, adecuándose a las necesidades específicas de cada alumno, siempre contando con el asesoramiento del especialista.

En DYLAR contamos con la colección ALTERACIONES DE LA ESCRITURA, un material especifico para trabajar las necesidades específicas que provoca este trastorno, corrigiendo las alteraciones detectadas y mejorando la comprensión a partir de imágenes y textos.


viernes, 2 de noviembre de 2018

DÍA DE MUERTOS



 
En nuestro país, el 2 de noviembre es un día de recuerdos y tradiciones. Proclamado patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO en el año 2003, la celebración del Día de Muertos en México ha adquirido fama mundial y una revalorización nacional. En esta fecha recordamos que la vida tiene sentido por ser efímera.

Una vez al año, para los mexicanos la muerte es alegría y fiesta, pues por una noche se nos permite reencontrarnos con aquellos que ya se fueron. Lo que celebramos son los recuerdos de ese ser querido que se adelantó y que, de alguna manera, hacemos presente en nuestras vidas, de nuevo, cada 2 de noviembre. 

Esta tradición está vinculada a una serie de creencias indígenas sobre “el más allá”, por ejemplo para las culturas Mixteca, Zapoteca, Nahua y Purépecha, las almas de los difuntos regresan en noviembre, época del año en la que las almas han logrado por fin su purificación y vuelven en forma de mariposas. La época coincide con la llegada de las mariposas monarcas a Michoacán y otras especies que también emigran al país huyendo del frío de Canadá y Estados Unidos.

La cosmovisión de las culturas originarias de México, al unirse con la de los españoles, resultó en una serie de celebraciones con ritos mixtos, como es el caso del Día de Muertos. Es así como del 1 al 2 de noviembre se colocan ofrendas para recibir a las almas que poseen elementos de este sincretismo. 



Se trata de un altar de tres a siete niveles, según la región del país en que se encuentren, que da la bienvenida al alma del difunto y la guía al que fuera su hogar. La ofrenda se decora con la foto del fallecido en el nivel más alto y en los subsiguientes, comida, bebida, pan de muerto y otros gustos que tuvo en vida para recordarle que es querido y vive en la memoria de sus seres más allegados.

Algunos de los elementos característicos más simbólicos son:

·        Papel picado: representa la fragilidad y lo efímero de la vida.
·        Calaveras de azúcar: se necesitan al menos tres calaveras de azúcar que simbolizan la santísima trinidad y la fiesta de la muerte.
·        Flor de cempasúchil: tanto su belleza como su olor atraen a las almas de los difuntos hacia la ofrenda.

En Dylar nos unimos a la celebración de los difuntos y recordamos con cariño y un rico pan de muerto a quienes ya no están físicamente con nosotros, pero vivirán en nuestra memoria, para siempre.